Jardin

¿Por qué caen las plántulas de tomate?

Pin
Send
Share
Send
Send


Para cada jardinero es importante obtener un buen resultado de su trabajo. Gracias a su experiencia, crecen una gran cosecha. Los principiantes en este negocio pueden superar las dificultades en cualquier etapa de crecimiento de los tomates. Muchos de ellos se enfrentan a la importante pregunta: por qué caen las plántulas de tomate. Los jardineros experimentados han identificado dos razones para esta desviación de la norma:

  • atención deficiente;
  • enfermedades

Lo principal es identificar correctamente la causa y eliminarla, y no lidiar con las consecuencias.

Trastornos en el cuidado de las plántulas.

Incluso en las condiciones más ideales de la habitación, debe prestar atención a las pequeñas cosas diferentes. Los expertos recomiendan "donar" un arbusto de plántulas, dejarlo fuera de forma y evaluar el estado de la tierra y las raíces mediante indicadores externos para descubrir con mayor precisión la causa de la caída.

  1. Exceso de humedad. Con un volumen insuficiente o demasiado pequeño de orificios de drenaje, el líquido después del riego permanece en el suelo. Debido a esto, las raíces simplemente se ahogan, la planta se vuelve lenta, las hojas caen. Al inspeccionar el sistema de raíces, un trozo de tierra tendrá un carácter pantanoso, y colgará de las raíces. También para el diagnóstico de esta violación es necesario dejar de regar, si después de un tiempo el suelo aún permanece húmedo, entonces este es el problema.
    La solución al problema. Es necesario agregar, agrandar o despejar los orificios de drenaje. En el momento, deje de regar.
  2. Falta de humedad. Si el suelo recibe menos humedad de la requerida, las hojas comenzarán a tornarse amarillas y secas, y los arbustos de tomate se volverán lentos y sin vida. Cuando se vea desde las raíces estará seco, la tierra colgará de ellas con guijarros o simplemente se rociará con polvo.
    La solución al problema. Es necesario regar con urgencia, revisando los orificios de drenaje, para evitar la sobrecarga de humedad.
  3. Aire seco Si hay una batería, un horno u otro objeto que emite calor cerca de las plantas de semillero, los tomates pueden comenzar a desvanecerse e incluso caer. Esto es causado por la humedad del aire insuficiente. Cuando se ve desde las raíces se verá completamente sano.
    La solución al problema. Las plántulas de tomate deben alejarse un poco más de la fuente de calor. Si el aparato es móvil, entonces es necesario alejarlo, dejando los tomates en su lugar. Junto a poner un recipiente ancho de agua. Humedecer diariamente el aire con un pulverizador. Rocíe el agua por la noche para evitar el efecto de una lupa sobre las hojas y no quemarlas a la luz directa del sol.
  4. El oxigeno Plántulas de tomate, como otras plantas, aman el aire fresco. Al ventilar la habitación, pueden producirse corrientes de aire del flujo de aire frío, lo que dará lugar a una caída brusca de la temperatura y la caída de los arbustos.
    La solución al problema. Al ventilar la habitación, la mejor opción sería sacar las plántulas por completo. Si esto no es posible, es necesario protegerlo. Puede abrir una ventana al aire fresco gradualmente, sin la formación de corrientes de aire.
  5. Luz Si las hojas de tomate reciben una cantidad insuficiente de luz, las plántulas se extraen. Así, el tallo se vuelve delgado y débil. Incapaz de soportar la carga de hojas nuevas, el tallo puede caer.
    La solución al problema. Las plántulas de tomate deben estar provistas de suficiente luz. A falta de luz solar, la sala se complementa con lámparas fluorescentes. Es necesario observar el régimen del día y la noche. Por la noche, las lámparas deben apagarse para que las plantas puedan descansar.

Enfermedades de las plántulas

Es más fácil lidiar con el cuidado deficiente de las plántulas que con las enfermedades.

  1. Pierna negra Los tomates sufren de estas enfermedades debido al riego excesivo y al agua estancada en el suelo. Una manifestación de esta enfermedad es el oscurecimiento del tallo en la misma base, de ahí el nombre. Entonces el sistema de raíces comienza a pudrirse, las plantas de semillero comienzan a marchitarse y caer. Para evitar esto, es necesario regar moderadamente los tomates y aflojar el suelo después de cada riego para que el oxígeno ingrese la cantidad suficiente. Además, para prevenir la pata negra, se agrega ceniza de madera al suelo.
  2. Fusarios. Enfermedad fúngica que afecta las raíces de las plántulas y la planta comienza a morir, incluso con el cuidado adecuado. La razón radica en la preparación incorrecta del suelo. En este caso, una necesidad urgente de trasplantar un tomate a la tierra descontaminada.

Para prevenir la multiplicación de la infección, es necesario preparar adecuadamente el suelo antes de plantar, también debe desinfectar el recipiente para sembrar semillas en las plántulas de tomate. Si la elección cayó en un suelo especial de la tienda, no se necesitan acciones adicionales con ella. Si la tierra se seleccionó de forma independiente, es necesario calentarla en el horno o verterla con una solución débil de permanganato de potasio. También esta solución ayuda si la enfermedad ya es visible visualmente en las plantas de semillero.

Consejos útiles

Para un buen crecimiento de las plántulas de tomate es necesario seguir algunas reglas:

  • Es mejor comprar el suelo para desembarcar en tiendas especializadas.
  • Las semillas se siembran a una distancia de 2-3 cm una de la otra, para evitar la extracción de plántulas.
  • Es necesario elegir el lado soleado o adicionalmente usar lámparas fluorescentes.
  • Después de cada riego necesitas arar la tierra.
  • Se puede agregar arena al suelo. Evitará la compactación excesiva y retendrá la humedad.
  • Riegue con menos frecuencia, pero con mucha agua.

Para que las plántulas crezcan sanas y fuertes, debe seguir reglas pequeñas y controlar las condiciones de detención.

Pin
Send
Share
Send
Send